Columna

Tontos útiles

Carlos Loret de Mola

Se aprobó la reforma del presidente López Obrador a la reforma educativa del expresidente Peña Nieto. Cambios constitucionales que requirieron el concurso de la oposición en el Congreso.

Pero todo mundo sabe que el destino de la educación en nuestro país no está plasmado en ese texto de reforma educativa, sino en las leyes secundarias que se estarán negociando los próximos cuatro meses. Será la madre de todas las batallas. Estarán en juego todos los postulados y habrá presiones de todos los intereses: juegan la CNTE, Elba Esther, el sindicato, el gobierno, las ONG, Morena y sus aliados, la oposición, los gobernadores.

La diferencia es que en las leyes secundarias va a suceder lo que Morena diga. Como se aprueban por mayoría simple (no se necesitan las dos terceras partes de los votos camarales), el partido del presidente AMLO tiene todo el sartén por todo el mango.

Seguir leyendo…