Columna

Si acaban al Frente, Mancera irá por el PRD

Quieren matar la realidad con un rollo.  Florestán

Primero surgió el llamado Frente Opositor, un proyecto de Ricardo Anaya formado por PAN y PRD, para buscar, él, la Presidencia de la República sin tener que pasar por el proceso de selección interna de su partido.

A este autollamado Frente Opositor, se agregó Dante Delgado, presidente de esa franquicia que es Movimiento Ciudadano y cambió el nombre a Frente Ciudadano por México, siendo, como es, un acuerdo cupular que excluía, y excluye, a los ciudadanos.

Y así se dio a conocer que esta non sancta alianza ya estaba al frente de las preferencias electorales por encima de Morena de López Obrador y ya no se diga del PRI.

Así pasaron los días entre celebración y negociaciones cupulares en las que Delgado hizo las veces de vocero mientras Ricardo Anaya con Santiago Creel y Alejandra Barrales con jefes de algunas tribus hablaban de posiciones secundarias, toda vez que desde su anuncio, que no creación, quedó establecido lo que han repetido: la candidatura es presidencial para el PAN, Anaya, y la de Ciudad de México para el PRD, Barrales, es decir, el reparto por y para los presidentes de los partidos.

Seguir leyendo…