Columna

Santa Lucía y NAIM: volando bajo

Por Jorge Fernández Meléndez

La decisión judicial de preservar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México permiten, si el proyecto de Santa Lucía fracasa o resulta inviable, preservar también la posibilidad de terminar Texcoco

Como habíamos adelantado, el gobierno federal ha logrado abrir el camino para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía recurriendo a la alternativa que le habían propuesto desde la Secretaría de la Defensa Nacional: definir esas instalaciones como un proyecto de seguridad nacional, lo que invalida los amparos logrados por la asociación No más derroches.

Pero la resolución judicial ha tenido un matiz que no se esperaban en el Ejecutivo y que tiene todo el sentido del mundo: obliga al gobierno federal a preservar las obras realizadas en el Nuevo Aeropuerto Internacional que se canceló en Texcoco y que ya tenían un alto grado de avance. Para el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, eso es una “barbaridad” porque invalida la genial idea del gobierno federal: inundar toda la zona, destruir esas obras para que, como dirían los clásicos, no quedará huella de una infraestructura imprescindible para el desarrollo del país, aniquilada por una decisión eminentemente política.

Seguir leyendo…