Columna

Salvados por dos terremotos

La mañana del 19 de septiembre se publicó que entre los investigados por el escándalo de corrupción de Odebrecht en Petróleos Mexicanos se encontraba Jordy Herrera, ex secretario particular de Felipe Calderón cuando era presidente de México, ex director de Pemex Gas y Petroquímica Básica y hasta secretario de Energía en su gabinete. También fueron enlistados en la mira de la PGR el ex director de Pemex Juan José Suárez Coppel e Ian Malo Bolívar, ex coordinador de asesores de Herrera en la paraestatal.

El mensaje político parecía bastante claro: si caería Emilio Lozoya, ex director de Pemex cercano al presidente Peña Nieto, también el PAN tendría que pagar una factura.

Seguir leyendo…