Columna

Saldos del Rébsamen

Por Héctor de Mauleón

Hace exactamente dos años, el señor Alejandro Jurado dejó a su hija Paola a las puertas del Colegio Rébsamen. Se iba a llevar a cabo un macrosimulacro por los 32 años del sismo de 1985. “Obedece a tu maestra”, le recomendó a Paola el señor Jurado.

Se hizo el simulacro. Pero poco después vino un terremoto real. La ruta de evacuación señalada por el programa interno de protección civil del colegio pasaba bajo un edificio en el que se había llevado a cabo una construcción ilegal. Se habían levantado de manera irregular tres niveles más de los permitidos.

Seguir leyendo…