Columna

…Pero dice que no es su fuerte la venganza

Por Carlos Loret de Mola

Creo que tenía razón mi muy querido amigo y colega. El pasado 9 de agosto le conté en estas Historias de Reportero que me mandó un mensaje expresándome que le parecía demasiada coincidencia lo que estaba sucediendo con los involucrados en los “videoescándalos de 2004”, que pusieron en jaque a Andrés Manuel López Obrador cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

En el momento del mensaje de mi amigo, ya había sido detenido Juan Collado, se apuntaba que irían contra Rosario Robles, que revivirían una vieja denuncia contra el empresario Carlos Ahumada y que a Vicente Fox le tocaba un rasponcito por presunta evasión de impuestos. Diez días después Collado sigue en la cárcel, Robles está en prisión y Carlos Ahumada fue detenido en Argentina a petición de la Fiscalía mexicana. Hace diez días le escribí que “no tengo elementos para decir que todo esto es una maquinación desde Palacio Nacional para cobrar saldos políticos pendientes. No lo veo tan diáfano como lo ve mi amigo. Voy más allá: no lo creo”.

Seguir leyendo…