Columna

Muerte entre la bruma

Por Héctor de Mauleón

El lunes pasado, 13 de mayo de 2019, la CDMX ardió. Todo comenzó con 395 incendios reportados en zonas de la capital mexicana, y en territorios forestales de Hidalgo, Morelos y el Estado de México.

Como se sabe, la suma de estos siniestros desató niveles de contaminación inusuales, por la presencia de partículas menores a 2.5 micras (PM 2.5), las más letales para salud, pues se alojan en los alveolos y llegan a ingresar en el torrente sanguíneo.

Seguir leyendo…