Columna

Monreal-Martí, el futuro en juego

Por Jorge Fernández Meléndez

Creo que Martí, como otros en Morena, no entiende el verdadero carácter de Monreal: es un político no sólo hábil, sino también persistente, que trabaja sobre escenarios de corto y largo plazos y, cuando debe serlo, indudablemente pragmático

Va más allá de lo personal. El enfrentamiento entre Ricardo Monreal y Martí Batres es añejo y tuvo su pico más alto (hasta la explosión de Batres de este lunes) en la lucha por la candidatura a la Ciudad de México entre Claudia Sheinbaum y MonrealMartí apostó por Claudia y ya entonces descalificó de la forma más cruda al ahora líder de la bancada de Morena en el Senado, pensando, quizá, que éste abandonaría el partido cuando no fue favorecido en el proceso interno.

Pero creo que Martí, como otros en Morena, no entiende el verdadero carácter de Monreal: es un político no sólo hábil, sino también persistente, que trabaja sobre escenarios de corto y largo plazos y, cuando debe serlo, indudablemente pragmático. Es un político distinto a la mayoría de los dirigentes de Morena, por historia y porque tiene personalidad y peso propios, tiene interlocución dentro y fuera de su partido y, eso le da un margen de maniobra que no tienen Martí ni la mayoría de sus compañeros.

Seguir leyendo…