Columna

Minutos competitivos…

CIUDAD DE MÉXICO .- Juan Carlos Osorio debe estar preocupado. Enciende la televisión de su casa, Se sienta frente a la incómoda silla que siempre escoge para ver los partidos. Busca en Inglaterra. Busca en Portugal. Busca en Italia. Busca en Alemania. Los minutos escasean. Sus futbolistas están en la banca, a veces ni siquiera convocados, juegan poco y el tiempo se agota de forma irremediable. ¡Qué desesperación!

Jugar al futbol. Hacerlo de forma regular y competitiva, cada tercer día, cada semana. Ese el reto y quizá la mayor amenaza que tienen los futbolistas mexicanos que actuarán en Rusia 2018.

El cerebro del futbol mexicano está enfocado en el 17 de junio (el día el debut ante Alemania en el Mundial). Los músculos, todavía no. Motivos para preocuparse, sobran. “Chicharito” juega poco en el West Ham. Los minutos de Diego Reyes, Miguel Layún y Héctor Herrera se han recortado de forma dramática en el Porto. Lo mismo pasa con Raúl Jiménez en el Benfica. Marco Fabián y Carlos Salcedo han pasado por lesiones e irregularidad en el futbol alemán. Héctor Moreno, prácticamente, no existe para la Roma. Giovani y Jonathan Dos Santos y ahora Carlos Vela están por comenzar pretemporada en la MLS. La base de la Selección Mexicana de futbol esta en Europa, pero salvo Andrés Guardado, Hirving Lozano y “El Tecatito” Corona, el contingente mexicano sufre por minutos de juego competitivos. Y no es lo mismo entrenar, trabajar que mentalizarse para la presión de competir en un partido oficial.

Seguir leyendo…