Columna

Magistrados y recesiones, gulp

Por Gil Gamés

Empecemos por el final: todo es muy raro. No es que Gil esté chapado a la antigua, pero le suena muy extraño: ¿el presidente de la Suprema Corte de Justicia como invitado especial en un programa de estandoperos afecto al gobierno? Pues así las casas (muletilla patrocinada por Bartlett), Arturo Zaldívar aparecería en el programa de John y Sabina con el tema: “Justicia en México: ¿será posible?”. ¿El ministro presidente duda que la justicia sea posible en México? Mon Dieu. Gilga añade que la entrevista, la plática o el chacoteo ocurriría en un canal del Estado, en un medio público.

A Gamés ya le había parecido extraño que la respuesta del ministro Zaldívar ante la grave, pero no tan grave, pero medio grave, o como usted quiera y mande, renuncia del ministro Medina Mora sucediera a tuitazos. Zaldívar rompió el silencio en el que se envolvió la Corte con este tuit: “Tiene razón el distinguido constitucionalista Diego Valadés. La SCJN no es, ni puede ser, un partido de oposición. No es ese su papel ni su función en una democracia constitucional”.

Seguir leyendo…