Columna

López Obrador y militares: el paso que falta

En el apresurado proceso de reconciliación que ha iniciado Andrés Manuel López Obrador con distintos sectores y grupos con los que estaba distanciado, persisten agujeros negros, sombras que el candidato de Morena debe disipar. Ya ha realizado una labor de acercamiento con empresarios, con medios, ha atemperado muchas de sus opiniones, pero tiene un gran pendiente: su relación con las Fuerzas Armadas. Y no es, precisamente, un tema menor: el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de México son tres de las más sólidas instituciones del país, sin las cuales, sencillamente, no se puede gobernar.

Su influencia es decisiva en todos los ámbitos, no sólo en la seguridad pública, interior y nacional, sino en la propia seguridad y asistencia social, e incluso para muchos y diversos capítulos económicos. El Ejército, en particular, y las tres armadas en general, son las únicas instituciones que tienen realmente una cubertura nacional, en todos y cada uno de los rincones del país, hasta los más recónditos. Son instrumentos imprescindibles de la gobernabilidad.

Seguir leyendo…