Columna

La muerte tiene permiso; adiós, Tom Wolfe

La muerte tiene permiso en este proceso electoral. Veinte candidatos asesinados, políticos, sobre todo, de nivel local, muertos, un millar que dejan sus candidaturas por temor. Asesinos de gobernadores que son asesinados en un penal de, supuestamente, máxima seguridad apenas 72 horas después de ser detenidos. Y comunicadores amenazados por el narco, por criminales, por políticos, por funcionarios, por insensatos que usan las redes sociales para descargar su ignorancia y rencor. Y comunicadores que se asumen, independientemente de las causas o personajes que defiendan, en mezquinos actores de todo lo que dicen detestar.

Seguir leyendo…