Columna

La inflación ya no es amenaza

Recuerde cómo estaban las cosas en enero. El dólar llegó a casi 22 pesos y al cierre del mes acumulaba una depreciación anual de 14 por ciento. Pero, considerando los niveles de abril de 2016, el dólar subía casi 28 por ciento.

A tasa anual, los precios de la gasolina Magna aumentaron en alrededor de 25 por ciento.

La suma de estas circunstancias generaba una amenaza real de una erupción inflacionaria.

El Banco de México reaccionó con fuerza y aumentó su tasa de interés, la cual pasó de 5.75 por ciento en diciembre de 2016 a 7 por ciento en la actualidad.

Seguir leyendo….