Columna

La dimensión real del freno económico

La economía mexicana creció 0.3 por ciento en abril. Aunque la cifra parece muy mala, resulta que no lo es tanto. Pudo ser peor.

En el mes de marzo, se había presentado una caída de -0.6 por ciento y no era imposible que la tendencia se acentuara. El que no haya sucedido en abril, por lo menos indica que no vamos en picada.

A continuación, desgloso algunos de los resultados que explican el comportamiento global.

1-El sector agropecuario había sido la gran excepción en el freno de la economía, pero los resultados de marzo y abril ya tienen signo negativo, de -2.0 y -2.6 por ciento, lo que refleja un freno en este sector.

2-La caída de la minería y de la extracción de petróleo continúa. El retroceso mensual en abril fue de -8.2 por ciento y la comparación anual es de -0.6 por ciento. Los datos de mayo que ayer adelantó Pemex no nos permiten albergar esperanzas de una mejoría.

Seguir leyendo…