Columna

¡LA DICTADURA VA…!

Aquí lo dijimos en todos los tonos; abundan los indicios que apuntan a una dictadura el estilo latinoamericana, si el candidato de Morena alcanza el poder presidencial.

En todos los casos la respuesta al señalamiento fue el insulto y la descalificación. Hoy las señales son claras. ¿Por qué?

Porque el candidato ganador, Andrés Manuel López Obrador, dió los primeros avisos. El pasado lunes dijo que en su mandato retomará las conferencias de prensa mañaneras, que popularizó cuando era jefe de gobierno del Distrito Federal.

¿Y eso qué tiene de malo? En rigor las mañaneras del presidente Obrador no tendrían nada de particular, salvo una efectiva estratagema de propaganda.

Sin embargo, el “mensaje envenenado” está a la vista de todos. Resulta que Obrador mostró lo que será “la zanahoria y el garrote” a los grandes medios electrónicos –radio y televisión agrupados en la CIRT–, y que han dado groseras muestras de abyección al poder de un solo hombre.

Seguir leyendo…