Columna

La baja aprobación presidencial frena votos para Meade

Cuando el gobierno de Enrique Peña arrancó, en diciembre de 2012, su aprobación alcanzaba el 54 por ciento, mientras que el 35 por ciento se manifestaba en contra del gobierno, de acuerdo con las cifras de Consulta Mitofsky.

Poco antes de que realizaran las elecciones intermedias de 2015, la aprobación había bajado a 39 por ciento y el rechazo había crecido al 57 por ciento.

Con este nivel de aprobación, el PRI obtuvo el 32.2 por ciento de la votación a nivel nacional. Y, la suma de PRI-PVEM-Panal, alcanzó el 44 por ciento de los votos válidos.

El registro más reciente de la misma casa encuestadora muestra que las opiniones en contra ahora son de 69 por ciento, mientras que las que están a favor alcanzan el 21 por ciento.

Es decir, la aprobación bajó 18 puntos.

Seguir leyendo…