Columna

¡GOBIERNO CAÓTICO…!

A pasar de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo tener en sus manos “las riendas del poder”, lo cierto es su administración parece caótica. Y el caos apareció desde la toma de posesión.

1.- En una descortesía institucional, los embajadores acreditados en México fueron relegados a un salón lejano –sin baño–, y nunca fueron saludados por el nuevo Presidente.

2.- El Presidente no saludó a los gobernadores, ni en su discurso ni de mano; ignoró el pacto federal.

3.- No fueron convocados a la toma de posesión los directores de los órganos autónomos; la autonomía no empata con el poder absoluto.

4.- El presidente de la Corte no existió, ni el discurso ni el saludo. Tensa relación del Ejecutivo y Judicial.

5.- La Corte, por cierto, encabezó una cruzada nacional de amparos contra la ley que reduce el salario a los servidores del Estado.

6.- En respuesta, el presidente dijo que los que quieran sueldos altos, que vayan a la iniciativa privada.

Seguir leyendo…