Columna

El día que Morena calló a Muñoz Ledo

Por Francisco Garfias

Lo que vimos ayer en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión es el absoluto desprecio de Morena por la libertad de expresión. Para acallar críticas se mostraron dispuestos a lo que sea, incluso votaron en contra de que Porfirio Muñoz Ledo —el mejor orador que tienen— hiciera uso de la palabra.

Sabían que si Porfirio hablaba, no era para besarle los pies a Rosario Piedra, titular de la CNDH por obra y gracia del autócrata de Palacio, sino para criticar la actuación de la Guardia Nacional con los  migrantes centroamericanos en la frontera sur.

Seguir leyendo…