Columna

Caminando al borde del abismo

La economía mexicana va a caminar pronto al borde del abismo.

Hay una combinación de circunstancias inusuales que harán que en los siguientes meses nos movamos en tierras movedizas.

Con un poquito de suerte y cordura, podemos sortear el riesgo.

Sin embargo, si los astros se alinean para perjudicarnos y las decisiones no son las mejores, el peligro es grande.

Para ponerle sustancia al argumento, comienzo con el tema del TLCAN.

Los canadienses, que son personajes bastante civilizados, decidieron hacer oídos sordos de los insultos que les propinó Trump y ahora están determinados a que los arranques del inestable presidente de Estados Unidos no vayan a hacer naufragar el TLCAN.

Es probable que hoy conversen la canciller de ese país, Chrystia Freeland, con el Representante Comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, para tratar de rescatar una negociación que parece irse a pique.

Todo indica que en este momento Trump no quiere abandonar el TLCAN, pues no le conviene electoralmente. Pero después de noviembre, nadie sabe.

Seguir leyendo…