Columna

Bofetadas a la CNDH

Por Gil Gamés

Gil regresó al mullido sillón y repantigado meditó: la renuncia del secretario de Hacienda volvió evanescente la vida pública, pero ocurrieron unas cosas tremendas. En sus Dudas razonables de cada día, Puig ha llamado la atención sobre una de ellas. El presidente Andrés Manuel Liópez Obrador puso en tela de juicio la autoridad moral de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre las estancias infantiles: “No considero que tengan mucha autoridad moral porque guardaron silencio cuando el Estado era el principal violador de derechos humanos. Ahora con nosotros actúan de otra forma. De todas maneras, es su trabajo y lo vamos a respetar, pero no me gusta la hipocresía”.

Seguir leyendo…