Columna

Barreiro regresó a Querétaro feliz, feliz, feliz

Por Carlos Loret de Mola

A muchos queretanos sorprendió ver de vuelta al empresario Manuel Barreiro y moverse a sus anchas por Querétaro capital. Acudir al club deportivo El Campanario, donde va a hacer ejercicio la gente de dinero, y cenar en los más cotizados restaurantes de la ciudad. Apenas el 19 de octubre apareció en una foto posteada en redes sociales con sus cuates. Barreiro ya no se estaba escondiendo.

No parecía que fue el epicentro de una tormenta electoral hace apenas año y medio, que tuvo que huir de México (se dice que a Canadá) y que se le giraron órdenes de aprehensión y hasta cha roja de la Interpol para localizarlo en todo el mundo.

El nombre Manuel Barreiro les suena a muchos porque fue uno de los más mencionados durante la campaña presidencial de 2018. Una investigación del entonces gobierno priista acusó a Barreiro de ser prestanombres del candidato del Frente, el panista Ricardo Anaya. En el expediente que fue hecho público desfilaban bodegas, fraccionamientos, terrenos, propiedades, empresas, depósitos en paraísos fiscales. Pasaron las elecciones y el caso se cayó, Anaya resultó exonerado, Barreiro estaba de vuelta en su tierra y todo parecía el saldo amargo de una batalla política despiadada entre el gobierno emanado del PRI y el PAN… por el segundo lugar de la contienda.

Seguir leyendo…