Columna

“Aquí hay balazos, no abrazos”

Por Héctor de Mauleón

Una llamada al 911 reportó el incendio de un vehículo en un camino rural de Chilapa de Álvarez, en el estado de Guerrero. Policías ministeriales, elementos del Ejército, la Guardia Nacional y Protección Civil se trasladaron al lugar: una brecha del camino MexcalzingoTlayelpa, una zona caliente del estado puesto que se halla en la región donde dos grupos criminales se disputan la siembra y el trasiego de enervantes.

En el lugar había, en realidad, dos camionetas de redilas incendiadas. Una de ellas, atravesada en el camino, había quedado totalmente calcinada. La otra fue encontrada en el fondo de una barranca de cien metros de profundidad.

Seguir leyendo…