Mundo

Causó incendio porque estudio le robó una idea

Un centenar de investigadores comenzaron hoy los trabajos en los estudios de animación de la ciudad japonesa de Kioto donde un incendio intencionado causó este jueves 33 muertos, la mayoría de ellos al quedar atrapados en una escalera cuando intentaban salir a la azotea

ABC Noticias

Japón.- Un centenar de investigadores comenzaron hoy los trabajos en los estudios de animación de la ciudad japonesa de Kioto donde un incendio intencionado causó este jueves 33 muertos, la mayoría de ellos al quedar atrapados en una escalera cuando intentaban salir a la azotea.
El fuego en los estudios de dibujos animados Kyoto Animation quedó completamente extinguido hoy hacia las 6.00 hora local (de 21.00 GMT del jueves).
Tres horas después entraron en el edificio los policías y los bomberos para iniciar las investigaciones sobre el suceso, uno de los más trágicos registrados en Japón en las últimas décadas.
El presunto responsable del incendio, que permanece detenido, fue identificado hoy por la policía como Shinji Aoba, de 41 años, procedente de la ciudad de Saitama, al norte de Tokio, donde un vecino lo describió como una persona con desequilibrios mentales.
Las informaciones que han filtrado las autoridades y los relatos de los testigos apuntan a la idea de que Aoba actuó en un posible acto de venganza porque, según dijo, Kyoto Animation “le había robado una novela” o le había “copiado” una idea.
Aunque hizo unas primeras declaraciones tras ser detenido cerca del lugar, las autoridades están esperando a que se recupere de las quemaduras que sufrió para comenzar el interrogatorio formal y conocer a fondo las razones para ó llevar a cabo el crimen.
Además de los 33 muertos hubo 35 heridos, diez de ellos graves, según el último informe
Mientras tanto, comienzan a conocerse, a través de las declaraciones de parte de los testigos y de filtraciones de la investigación, datos trágicos sobre la forma en la que murieron muchas de las víctimas.
Varios medios locales, entre ellos la agencia local Kyodo, informaron de que 19 personas perecieron atrapadas en la escalera que da acceso a la azotea al no conseguir abrirla.
Se hallaron algunos cuerpos apilados en esa escalera, de una anchura de un metro, y todo parece indicar que fallecieron intoxicadas por el monóxido de carbono.
Ayer, jueves, cuando comenzaron a conocerse los primeros testimonios, algunas personas aseguraron que el presunto autor del incendio entró en el edificio gritando: “Os voy a matar”.
Comienza a ganar peso la hipótesis de que se aprovisionó del combustible en una gasolinera cercana, donde un desconocido compró 40 litros de gasolina que colocó en dos bidones y se cree que se trata de la misma persona.

You Might Also Like