Salud

IMSS resalta necesidad de donaciones ante demanda de órganos

“Esto es alarmante porque estamos hablando de que, sin donación, un jalisciense puede recibir un riñón de donador compatible en un lapso de entre ocho a 10 años”, refirió la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en un comunicado.

Notimex

Guadalajara.- La cultura de la donación de órganos y de tejidos va en aumento, pero también el número de personas que esperan un donante cadavérico, indicó la coordinadora hospitalaria de Donación adscrita al Hospital General Regional (HGR) No. 180 del IMSS en Jalisco, Ana Cecilia Grande Torres.

Refirió que en México existen más de 20 mil personas que requieren de un trasplante, y en Jalisco 300 pacientes están a la espera de un trasplante renal y un mil 600 de una córnea.

“Esto es alarmante porque estamos hablando de que, sin donación, un jalisciense puede recibir un riñón de donador compatible en un lapso de entre ocho a 10 años”, refirió la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en un comunicado.

En el caso de las córneas, dijo, el periodo de espera es en promedio de seis años en la entidad. “Recibir un órgano o un tejido se ha convertido en un milagro y una gran esperanza de vida que, como donadores o como familia del donador, está en nuestras manos y podemos dar a alguien que lo necesite”.

En el marco del Día Mundial de la Donación de Órganos y del Trasplante, este 11 de octubre, recordó a la población que un proceso de este tipo requiere del esfuerzo de gran parte del equipo con que cuenta un hospital. Cuando una persona llega en estado de gravedad, la prioridad es salvar su vida.

Si se presenta muerte cerebral, es certificada tanto por un médico radiólogo como por un neurólogo, tras múltiples exámenes médicos, entre ellos la angiotomografía -visualiza el flujo de los vasos arteriales y venosos en el cuerpo, desde los circuitos circulatorios desde del cerebro, hasta irrigación de los pulmones, riñones, brazos y piernas-.

Resaltó que es en este punto, cuando a través del área de Trabajo Social se accede a la familia y se tienen una o varias entrevistas. Si la respuesta es sí, se inicia el proceso de procuración de órganos y tejidos que requiere.

“Entre muchos otros pasos, el mantenimiento cadavérico, es decir, la preservación de los órganos luego que uno vital, como el cerebro, ya no funciona, es un trabajo arduo por parte del personal de Enfermería, de los médicos intensivistas, de los urgenciólogos, de los laboratoristas”, detalló la especialista.

You Might Also Like