Mundo

Exigen gobiernos de AL cese inmediato de violencia en Nicaragua

Ante la presión internacional sobre la situación en la República de Nicaragua, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay emitieron una declaración especial donde manifiestan su preocupación por la violación a los derechos humanos y las libertades fundamentales

Quadratín

Ante la presión internacional sobre la situación en la República de Nicaragua, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay emitieron una declaración especial donde manifiestan su preocupación por la violación a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Los países latinoamericanos mantienen sus más firmes condenas a los graves y reiterados hechos de represión y violencia contra estudiantes y miembros de la sociedad civil en Nicaragua y que han provocado hasta la fecha la pérdida de más de 300 vidas humanas y centenares de heridos, por la tardanza en brindar asistencia médica urgente.

En la Declaración Especial conjunta, los gobiernos exigen el cese inmediato a los actos de violencia, intimidación y amenazas dirigidas a la sociedad nicaragüense, así como el desmantelamiento de los grupos paramilitares.

En entrevista en el Senado, el diputado del PRD, Agustín Basave Benítez, consideró inadmisible la actuación del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de quien dijo que el mandatario personifica el “síndrome de Artemio Cruz”, en alusión a la obra literaria del escritor mexicano Carlos Fuentes, en el que un revolucionario con poder se convierte en aquello con lo que luchaban.

El presidente de la Segunda Comisión –Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública– de la Comisión Permanente lamentó que la opinión pública no tome en cuenta la situación de Nicaragua y conminó al Congreso emitir una postura sobre los hechos de violencia en contra de la sociedad del país centroamericano.

“Es muy grave lo que está pasando allá y México no se puede quedar callado”, expresó en respaldo de la postura de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La Cancillería mexicana instó a reactivar el diálogo nacional en Nicaragua dentro de un clima de respeto a las libertades fundamentales que involucre a todas las partes para generar soluciones pacíficas y sostenibles, además del fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho en ese país.

La SRE manifestó su respaldo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua para que continúe sus trabajos en pro de la búsqueda y promoción de soluciones del conflicto y en el respeto de los derechos fundamentales de los nicaragüenses.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó visitas a ese país en conflicto para investigar los sucesos e exhortan al gobierno de Ortega a cumplir con las 15 recomendaciones formuladas, así como colaborar con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

“El Gobierno de Nicaragua y otros actores sociales deben demostrar su compromiso y participar constructivamente en negociaciones pacíficas con resultados concretos que aborden los desafíos fundamentales del país incluido el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la implementación de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la OEA y la celebración de elecciones libres, justas y oportunas, en un ambiente libre de miedo, intimidación, amenazas o violencia”, subraya la declaración especial de los gobiernos latinoamericanos.

You Might Also Like