Arte

Conquista Frida Kahlo a Milán

“Frida Kahlo. Oltre il mito” (Frida Kahlo. Más allá del mito), es el título de la exhibición que incluye 70 pinturas, 40 dibujos y 150 entre fotografías, cartas y objetos varios y que ya está incluida en la lista de las más visitadas en lo que va del año

 

Notimex

 

 

La muestra más completa realizada en Italia a la pintora mexicana Frida Kahlo ha registrado un récord de visitas en el Museo de las Culturas de Milán (MUDEC), en donde permanecerá abierta hasta el próximo 3 de junio.

“Frida Kahlo. Oltre il mito” (Frida Kahlo. Más allá del mito), es el título de la exhibición que incluye 70 pinturas, 40 dibujos y 150 entre fotografías, cartas y objetos varios y que ya está incluida en la lista de las más visitadas en lo que va del año.

“Kahlo se ha convertido en la víctima de una explotación descarada de su imagen, que ha hecho pasar a segundo plano su extraordinaria capacidad pictórica”, explicó Diego Sileo, curador de la muestra.

Dijo que las obras fueron prestadas por el Museo Dolores Olmedo de la Ciudad de México y por la Colección Jacques y Natasha Gelman, que detentan las dos más importantes colecciones de cuadros de Kahlo en el mundo.

También el Phoenix Art Museum, el Madison Museum of Contemporary Art y la Buffalo Albright-Knox Art Gallery prestaron algunas de las pinturas.

“Aunque parezca paradójico, ha sido el gran número de eventos expositivos dedicados a Frida Kahlo lo que nos llevó a idear este proyecto”, dijo Sileo.

Insistió en que la leyenda que se ha creado en torno a la vida de la artista, a menudo ha servido solamente para ofuscar el conocimiento efectivo de su obra.

Explicó que hasta ahora la mayor parte de las muestras sobre la pintora mexicana se han limitado a analizar, con cierta morbosidad, sus oscuros traumas familiares, su atormentada relación con Diego Rivera, su deseo frustrado de ser madre y su trágica lucha contra la enfermedad.

“En el mejor de los casos su pintura ha sido interpretada como un simple reflejo de sus vicisitudes personales o, en el ámbito de una especie de psicoanálisis de principiantes, como un síntoma de sus conflictos y desequilibrios internos. La obra, por lo tanto, se ha visto radicalmente reemplazada por la vida de la artista irremediablemente devorada por el mito”, dijo.

La muestra milanesa pone en evidencia que Frida Kahlo aún esconde muchos secretos y relata, a través de fuentes y documentos inéditos develados en 2007 en el archivo encontrado en la Casa Azul (la residencia de Kahlo en la Ciudad de México) y en otros archivos, nuevas claves de lectura de su producción.

A través de investigaciones realizadas por Sileo en México, surgieron algunos temas principales, como la expresión del sufrimiento vital, la búsqueda consciente del Yo, la afirmación de la “mexicanidad”y la legendaria forma de resiliencia de la artista.

“Todo ello permite a los visitantes percibir la coherencia profunda que existe, mucho más allá de sus aparentes contradicciones, en la obra de Frida Kahlo”.

La muestra está dividida en cuatro secciones tituladas “Mujer”, “Tierra”, “Política” y “Dolor”.

Entre los cuadros sobresalen “Mi nana y yo”, “La columna rota”, “Autorretrato con mono”, “El suicidio de Dorothy Hale”, “Autorretrato con Diego en mi pensamiento” y “El abrazo de amor del universo”.

Paralelamente a la muestra principal se expone la reseña “El sueño de los antepasados. La arqueología de México en el imaginario de Frida Kahlo”, con la curaduría de Davide Domenici y Carolina Orsini.

Asimismo, otra muestra fotográfica dedicada a Kahlo y a Diego Rivera fue inaugurada el pásado 9 de mayo en la sede milanesa del Instituto Cervantes.

Titulada “Diego y Frida. Una sonrisa a mitad del camino”, la exposición incluye imágenes captadas por fotógrafos como Manuel Álvarez Bravo, Nicholas Murray , Edward Weston, Guillermo Kahlo (padre de Frida), Peter Jules, Guillermo Zamora y Juan Guzmán.

Hay también fotografías de la infancia y de la familia de ambos, además de personajes de su época, entre ellos los muralistas David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco.

Igualmente se exponen imágenes que testimonian el dolor y el deterioro físico de Frida, hasta su muerte y el último saludo que le dedica Rivera.

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 15 de junio, incluye 96 fotografías tomadas entre 1907 y 1954.

You Might Also Like