Mundo

Presidente Piñera acepta renuncia de jefe policial

Chilean President, Sebastian Pinera participates in a military parade in Santiago on September 19, 2013, on the day of the 203rd anniversary of Chile's independence. AFP PHOTO / CLAUDIO SANTANA

En su segundo día de mandato, el presidente chileno aceptó la renuncia del general director de la militarizada policía

 

Notimex

Santiago, 12 Mar (Notimex).- El presidente chileno Sebastián Piñera aceptó hoy la renuncia del general director de la militarizada policía de Carabineros, Bruno Villalobos, en una de sus primeras decisiones de gobierno tras asumir el mando esta víspera.

Piñera dijo a periodistas en el presidencial Palacio de La Moneda: “Quiero informar a la ciudadanía que hoy he aceptado la renuncia al cargo del general director de Carabineros del señor Bruno Villalobos Krumm”.

Señaló que Carabineros, que estaba al mando de Villalobos desde 2015, quedará liderada ahora en forma provisional por el actual subdirector general, Julio Pineda.

Indicó que “nuestro gobierno avanzará con fuerza y decisión en una profunda modernización de Carabineros y la Policía de Investigaciones y una reformulación de nuestros sistemas de inteligencia”.

Añadió que se buscará “una mejor coordinación entre policías, fiscales y jueces, un fortalecimiento de la capacidad de rehabilitación y reintegración de las personas privadas de libertad, un perfeccionamiento de la legislación penal y el fortalecimiento del rol de los municipios y la comunidad contra la delincuencia”.

El gobernante chileno llegó este lunes al Palacio de La Moneda, donde recibió los honores de la guardia presidencial de Carabineros y luego sostuvo su primera reunión oficial con el comité político de ministros.

Esta víspera, en el saludo protocolar de las instituciones públicas chilenas al nuevo gobernante, Villalobos y Piñera intercambiaron palabras por algunos segundos, donde sólo se entendió que el mandatario le dijo al jefe policial “vamos a conversar”.

Carabineros, que hasta hace unos meses era una de las instituciones más confiables de este país sudamericano, vive una crisis luego que estallara un fraude en su interior por más de 43 millones de dólares a lo largo de varios años.

Más de un centenar de personas se vieron involucradas en la estafa orquestada desde los mandos superiores de Carabineros y que consistía en sacar dinero de la institución, disfrazándo la operación como gastos, pero que era repartido en efectivo entre un grupo de funcionarios y civiles.

Además, en los últimos días la Fiscalía cuestionó el método de inteligencia mediante el cual Carabineros comprobó la culpabilidad de un grupo de mapuches en hechos de violencia en el sur del país, ya que las pruebas telefónicas habrían sido inventadas por funcionarios policiales.

You Might Also Like