Mundo

Trump da por “muerto” programa que beneficia a “dreamers”

“DACA probablemente esté muerto porque los demócratas en realidad no lo quieren, solo quieren hablar y quitarle el dinero que tanto necesitan nuestros militares”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

 

Notimex

Washington.- El presidente Donald Trump dio hoy por “muerto” el acuerdo migratorio en favor de los “dreamers”, que se han esforzado por lograr durante meses legisladores estadunidenses, y acusó a la oposición demócrata de frenarlo y que amenaza con un cierre del gobierno este viernes.

“DACA probablemente esté muerto porque los demócratas en realidad no lo quieren, solo quieren hablar y quitarle el dinero que tanto necesitan nuestros militares”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

“Yo como presidente quiero que las personas que vienen a nuestro país nos ayuden a ser fuertes y grandiosos de nuevo, que la gente entre a través de un sistema basado en MERIT (méritos). ¡No más loterías! #ESTADOS UNIDOS PRIMERO”, afirmó Trump.

Los tuis del jefe de Estado se produjeron pocas horas después de que su administración reanudó la recepción de solicitudes de renovación para “dreamers” en virtud del Programa de Acción Diferida para llegados en la Ifancia (DACA), siguiendo una orden judicial federal que impide que el gobierno finalice esa iniciativa, tal y como lo hizo Trump.

La Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), en cumplimiento con el dictamen de un juez federal, reanudó el sábado los trámites para la renovación de permisos bajo el DACA, mientras se resuelve el litigio que impugnó su cancelación en los tribunales.

El martes pasado, el juez federal William Alsup, del distrito de San Francisco (California), emitió una orden judicial que obliga al gobierno a reanudar la acción diferida de 2012 mientras las cortes se pronuncian sobre sendas demandas lideradas por el fiscal general de California, Xavier Becerra, que incluyen a estados como Maryland, Maine y Michigan.

El programa ha protegido de la deportación a unos 800 mil inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos, traídos a Estados Unidos cuando eran niños. La administración Trump anunció el fin del DACA en septiembre pasado, y los beneficiarios comenzarían a perder su estatus a principios de marzo.

Las declaraciones de Trump se producen luego de que el presidente hizo comentarios despectivos en una reunión con legisladores en la Casa Blanca, en la que ridiculizó a las naciones africanas como “países de mierda” y preguntó por qué no podían venir más inmigrantes de Noruega.

Los demócratas han estado exigiendo protecciones para los beneficiarios del DACA a cambio de fondos de seguridad fronteriza que podrían incluir dinero para el prometido muro fronterizo de Trump.

El mandatario negó haber hecho las declaraciones, pero el senador demócrata de Illinois, Dick Durbin, quien estaba en la reunión de la Casa Blanca, afirmó el viernes que el presidente “dijo estas cosas llenas de odio y las repitió varias veces”.

Las conversaciones sobre el DACA están vinculadas a las negociaciones para financiar al gobierno, que cerraría el viernes 19 de enero sin al menos un acuerdo a corto plazo.

You Might Also Like