Mundo

Merkel enfrenta desafío de neutralizar a extrema derecha prensa

Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial “un partido de ultraderecha, Alternativa para Alemania, tendrá cabida en el Parlamento. Dicha colectividad logró el 12.6 por ciento de los votos”

 

Notimex

 

 

La tarea de la canciller alemana Ángela Merkel, reelecta el domingo pasado para ejercer un cuarto período de gobierno, será “neutralizar la rabia que nutre a la extrema derecha”, aseguró hoy el editorial del diario colombiano El Tiempo.

A finales del año pasado, “tras los cimbronazos que para millones en el planeta significaron los triunfos de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y del Brexit en Reino Unido, se temió que por un efecto dominó la extrema derecha llegaría al poder en los países más poderosos de Occidente”.

Para entonces, las encuestas “dibujaban un panorama angustiante para Ángela Merkel en Alemania. De ahí que su país se incluyera junto con Holanda, Francia y Austria en la lista de los que, por causa de las elecciones que en ellos iban a tener lugar en 2017, estaban en riesgo”.

“El triunfo de su partido, la Unión Demócrata Cristiana, en las elecciones del domingo pasado no solo le permitirá a Merkel permanecer cuatro años más en el cargo de canciller, sino que sacó a Alemania de dicho listado, tal y como ocurrió, para alivio mundial, con Holanda y Francia en su momento”, señaló el editorial.

“Pero la alegría no fue completa. El resultado que llevara a que Alemania siga siendo gobernada por quien, sin lugar a dudas, es un referente de serenidad, aplomo y liderazgo responsable, también trajo un verdadero campanazo de alerta”, de acuerdo con el diario.

Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial “un partido de ultraderecha, Alternativa para Alemania, tendrá cabida en el Parlamento. Dicha colectividad logró el 12.6 por ciento de los votos”.

“Por más esfuerzos que se hagan para no olvidar los horrores del nazismo, pareciera que asuntos más concretos y cercanos, como el miedo al futuro, a los inmigrantes y al terrorismo, sumados a la ansiedad que genera la creciente desigualdad, pesan más en la balanza de las emociones de más de cinco millones de alemanes que el fantasma de lo que fue el Tercer Reich”, sostuvo El Tiempo.

Consideró que “desactivar todo aquello que alimenta a un movimiento político de este corte tendrá que ser la prioridad del que ya muchos asumen será el último período de Merkel”.

Merkel tiene, pues, “la obligación de identificar qué es en últimas lo que alimenta el caldo de cultivo en el que crece el extremismo de derecha. Y actuar para neutralizarlo. Es posible, y lo sabe, que para ello requiera del apoyo no solo de Europa, sino del mundo entero”, finalizó El Tiempo.

You Might Also Like