Arte

Emmanuel Padilla Holguín… música contra el prejuicio

Con tan sólo 23 años ganó el premio del público del Dutch Harp Competition 2016, en Holanda, y con ese antecedente llegará el 23 de agosto a las 19:30 horas en la Sala Xochipilli

Por: Anabel Clemente / @Ana_cletre

CIUDAD DE MÉXICO

Hace ocho años el maestro Emmanuel Padilla Holguín decidió dedicarse de forma profesional a la música, su objetivo era acabar con los prejuicios que hay hacia la música de orquesta, de cámara, la etiquetada como clásica y, además, hacia un instrumento “poco comprendido”, el arpa.

Con tan sólo 23 años ganó el premio del público del Dutch Harp Competition 2016, en Holanda, y con ese antecedente llegará el 23 de agosto a las 19:30 horas en la Sala Xochipilli de la Facultad de Música Universidad Nacional Autónoma de México.

Es música muy amigable, música que directamente le gustará a la gente. Estoy segurísimo de que una persona que no está acostumbrada al sonido del arpa lo va a disfrutar. Yo quiero romper estos prejuicios, no solo del arpa sino de la música clásica”, cuenta en entrevista.

El concierto será el espacio para presentar su segundo disco Obra completa para Arpa de Mario Ruíz Armengol. Se trata de la presentación de las obras de un compositor que nació en 1914 y que comenzó con la creación de boleros, música para películas y después incursionó en la música clásica.

Hizo su primera obra como compositor clásico, con un concierto para arpa, en los años 50 “y desde esa primera obra se ve la gran calidad que tiene”, asegura el joven maestro que tiene la convicción de crear nuevos públicos para un instrumento poco comprendido.

Tal vez mucha gente no se lo esperaba porque está el prejuicio muy erróneo de que quien se dedica a la música popular es porque no puede o no le sabe a la música de concierto, como si fuera un nivel abajo, y a veces pasa que no es para nada una regla, y el primer ejemplo de eso es precisamente Don Mario Ruíz Armengol”, asegura Padilla Holguín.

Como lo hizo en su tiempo el compositor veracruzano —que dejó piezas populares como “Muchachita” o “Triste verdad”— el maestro del arpa quiere romper prejuicios que atoren el acercamiento de la población a los conciertos de música clásica.

No se trata de entender absolutamente todo, que luego ni los músicos entienden lo que está pasando. Es más ir a disfrutar lo que escuchas, no tratar de entender, porque ahí es donde se muere todo el disfrute”, aconseja.

Padilla Holguín asegura que el sonido del arpa no es simplemente la atmósfera celestial que la gente piensa, se trata de un instrumento que incluso permite aportar al son cubano, a los ritmos caribeños, o a cualquier género.

Hay de todo, eso es lo principal, que la gente cree que todo lo que sale es música angelical… Hay música completamente moderna que puede sonar agresiva, hasta violenta en el mejor sentido y cosas que de verdad no te esperas”, detalla.

De esa manera el intérprete de 23 años asegura que continúa en su tarea de experimentar con el sonido del instrumento que eligió a los seis años, cuando su hermana —que también estudiaba música— eligió el arpa como el vehículo de su conexión con el arte. Él como “copión” se quedó con ese objetivo, su hermana decidió dedicarse a la ingeniería en Computación, él a acabar con los tabús de la música clásica.

CONCIERTO

Obras completas de Armengol para Arpa

Dónde: Facultad de Música de la UNAM

Cuando: 23 de agosto

Hora: 19:30

PALABRA A PALABRA

 Yo siempre he querido, todavía no he podido, hacer un recital que empiece con obras que son exactamente como esperas de un arpa y poco a poco ir cambiando y tener un sonido que nunca creíste escuchar”

You Might Also Like