Arte

Se cumplen 30 años de la muerte del muralista mexicano Luis Covarrubias

Covarrubias falleció el 14 de junio de 1984 a los 65 años en la Ciudad de Poza Rica, Veracruz, en donde actualmente descansan sus restos

 

Notimex

 

 

México.- El muralista mexicano Luis Covarrubias, quien siempre tuvo especial interés en la cultura de Mesoamérica y con el tiempo se convirtió en un referente para conocer la historia y cultura de México, es recordado a 30 años de su muerte ocurrida el 14 de junio de 1987.

Químico biólogo de profesión, Covarrubias dejó de lado esta preparación para dedicarse a la pintura, siguiendo los pasos de su padre y de su hermano, José y Miguel Covarrubias, respectivamente.

Luis nació el 14 de octubre de 1919, en el seno de una familia de profunda sensibilidad artística y fue en los años 40 que, siguiendo el llamado de la sangre, se inició en la pintura, como ayudante de su hermano Miguel, en la realización de mapas murales de las zonas arqueológicas y folclóricas de México.

Datos biográficos disponibles señalan que tras mantener una cercana amistad con Diego Rivera y José Clemente Orozco, Covarrubias se especializó en el muralismo, pintando 14 murales para el Museo Nacional de Antropología.

De estos murales, en abril de este año fue restaurado por especialistas del Museo Nacional de Antropología “El Mapa de Mesoamérica”, que realizó al lado de Ernesto Vázquez.

Su restauración, informó la especialista Gilda Salgado, fue un trabajo complicado, pues presentaba manchas blancas por el marial de pulimento del piso, por lo que se tuvo que retirar el polvo y hacer limpieza en húmedo y seco a la superficie de la obra.

Además de lo anterior, los especialistas lograron neutralizar el pH de la obra pictórica mediante el uso de una microemulsión, según reportó la prensa local.

Esta obra de Covarrubias ilustra el patrimonio cultural de México, lo que lo convierte en apoyo visual ideal para adentrarse en la historia de este país.

Y es que al igual que su hermano, Luis Covarrubias tenía el compromiso con estos temas. Además de sus obras pictóricas, publicó los estudios “Artesanías mexicanas”, “Trajes indígenas mexicanos” (1964) y “Danzas indígenas de México” (1965).

Al lado del arqueólogo Román Piña Chang escribió el artículo “El pueblo del Jaguar”, publicado en 1964.

Por otra parte, con sus obras de caballete realizó diversas exposiciones de las que destacó “El Tiempo Mágico”, en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México en 1974.

Entre sus murales, además de los 14 del Museo Nacional de Antropología,se le atribuyen dos murales que se encontraban en el Hotel del Prado (1947) y el del Museo de Arte Popular de la Ciudad de México (1950), en colaboración con Miguel Covarrubias.

Otros ejemplos están en los hoteles Majestic (1953) y Francis (1958), de la Ciudad de México, y en el Museo de Arqueología de Yucatán (1959), en Mérida, y tres en el Museo de la Ciudad de México, uno de ellos en colaboración con Gerardo Cantú y Naranjo (1963).

A pesar de que sus murales se encuentran exhibidos en grandes recintos, el resto de su obra no ha corrido la misma suerte, y hasta hace unos años, éstas eran puestas en venta a través de una página de la red social “Facebook” con su nombre.

Covarrubias falleció el 14 de junio de 1984 a los 65 años en la Ciudad de Poza Rica, Veracruz, en donde actualmente descansan sus restos.

You Might Also Like