Turismo

Rutas del vino impulsan a México a nivel mundial en enoturismo

Hablar de una Ruta del Vino, no es sólo hablar de vino, es hablar de turismo y esto es muy importante, porque el vino se ha hecho para que la gente lo disfrute… porque alrededor de ella también prospera la oferta hotelera y otro tipo de actividades que han ido en incremento

Notimex

De las Corresponsalías, 27 May (Notimex).- Las Rutas del Vino en estados como Baja California y Querétaro posicionan a México como un importante destino de enoturismo a nivel nacional e internacional, para quienes disfrutan de “la única obra de arte que se bebe”, señaló Pilar Meré, presidenta de la Asociación Mexicana de Sommeliers.

En entrevista con Notimex, la también periodista enogastronómica, mencionó que estas figuras turísticas, además de promover al vino mexicano, favorecen el desarrollo económico de industrias hermanas como la gastronómica y la hotelera.

“Hablar de una Ruta del Vino, no es sólo hablar de vino, es hablar de turismo y esto es muy importante, porque el vino se ha hecho para que la gente lo disfrute… porque alrededor de ella también prospera la oferta hotelera y otro tipo de actividades que han ido en incremento.

“Por ejemplo hoy por hoy puedes visitar un viñedo y hacerlo en bicicleta o a caballo, o bien puedes visitar un spa. Entonces hay una serie de elementos que se van sumando”, dijo.

En este sentido, Pilar Meré detalló que en México las Rutas del Vino más importantes están en los estados de Baja California y Querétaro. No obstante, entidades como Guanajuato y Coahuila también poseen estas figuras.

“La primera creo fue en Ensenada, hay dos rutas, ellos han preferido llamarlas así porque hacía Valle de Guadalupe está el mayor número de bodegas que se han ido estableciendo, que hay que especificar que no sólo hay un valle, además de Guadalupe está Ojos Negros, San Vicente y Tecate”, señaló.

De acuerdo con la página de internet “descubrebajacalifronia”, la Ruta del Vino de esta entidad está conformada por 65 vinícolas distribuidas entre los valles de Guadalupe, Calafia y San Antonio de las Minas, asimismo, en la parte norte en el Valle de las Palmas y hacia el sur del estado, se encuentran las vinícolas de Santo Tomás, Ojos Negros y San Vicente.

“No solamente es una ruta del vino, sino que también incluye los quesos. La gastronomía del estado ha crecido y van a encontrar expresiones a través de restaurantes muy interesantes, además aquí también está el Museo del Vino que es el primero que se crea en México y esto ha sido un motivador para que otras zonas tengan ese impulso”, resaltó.

Según datos de la página Internet antes citada, esta Ruta del Vino ofrece además diversos servicios y atractivos como paseos por las vitivinícolas, así como hoteles boutique, balnearios, sitios para acampar, galerías de arte, entre otros.

Por su parte, la Ruta “Arte, Queso y Vino” en Querétaro abarca municipios de Tolimán, Colón, Cadereyta y Ezequiel Montes, donde los visitantes pueden degustar, además del vino que se cosecha en la región, la amplia gastronomía del estado, además de visitar ranchos y fábricas, esto de acuerdo a datos del portal de Internet del gobierno estatal.

“Entonces esas son nuestras dos rutas importantes pero pronto vamos a ver más porque ahora ha habido un impulso y en zonas nuevas como Guanajuato, San Luis Potosí, Puebla, Nuevo León, Chihuahua y Sonora hay un crecimiento”, mencionó Pilar Meré.

Este es el caso de Guanajuato quien en sus Pueblos Mágicos como San Miguel de Allende y Dolos Hidalgo se ha dado a la tarea de impulsar el enoturismo a través de visitas a los viñedos, así como a la organización de eventos nupciales y con la inauguración el año pasado del Museo del Vino en Dolores Hidalgo.

Por otra parte, en materia de exportación del vino mexicano, Pilar Meré explicó que la industria mexicana del vino está conformada por 128 fabricantes, siendo la mayor parte de ellos, pequeños productores que no tienen la capacidad para poder exportar.

“Hay primero una diversidad en cuanto a productores, hay grandes, medianos, pequeños y muy pequeños, nano productores y hay productores que no tienen viñedo, todavía no tienen vinícola, pero elaboran vino asesorados por algún etnólogo. Entonces en ese ámbito no solamente no tiene capacidad de producción y para exportarlo sino que se le presenta otro problema.

“La industria vitivinícola es una industria de largos plazos y es cara porque plantamos viñedo y tenemos que esperar de cuatro a ocho años para tener uva de calidad, más lo que implica tener los insumos para tecnología en la propia bodega y en las barricas”, dijo la sommelier.

Detalló que esto lleva a que los etnólogos afirmen que el retorno de inversión es de 10 años, “en este sentido no seriamos competitivos a nivel internacional, no obstante tenemos empresas grande como Casa Madero y Bodega Santo Tomás, que tienen la capacidad de exportar competitivamente”.

Mencionó que este es el caso de La Cetto, vinícola de Baja California que es líder en el mercado mexicano con vinos sencillos, jóvenes y de calidad que pueden costar menos de 100 pesos, además de que a nivel nacional es la que más exporta.

En cuanto al precio del vino nacional destacó que esto va a depender de la calidad y de la mercadotecnia que se le dé a un producto, “dos de los vinos mexicanos que están en un rango de 150 pesos hacía abajo, en concursos internacionales en catas a ciegas, son los vinos más premiados del país.

“El vino se ha vuelto como la joyería como el arte, participa en subastas que puede alcanzar precios de hasta 150 mil pesos una botella que son además vinos que ya no se van a beber porque es probable que sean viejos únicamente por coleccionistas, valen por lo que representan”, dijo.

Asimismo, detalló que en la industria del vino en México se ha mantenido en una línea ascendente donde los productores están en la búsqueda de aumentar el volumen de producción al incrementar el número de hectáreas sembradas actualmente (tres mil 600), pero sin dejar de lado la calidad.

“La gente de vino en México tiene una característica esencial, tiene pasión, pasión por hacer vino por México y esa pasión es la queremos pasar al consumidor que sepa que está comprando productos de calidad y bebiendo productos sanos.

“Más de 500 productos nos avalan a nivel internacional y que sepan que es él quien realmente cierra la pinza del crecimiento de una industria que va hacia arriba, cada vez que pide una copa de vino si su decisión es por vino mexicano está apoyando a la industria y al resto de estas que participan”, expuso.

You Might Also Like