Turismo, Viral

Chapultepec, visita obligada para pasar un día inolvidable en estas vacaciones

En esta temporada se espera la visita de más de 60 mil familias

 

 

Notimex

 

 

México.- Una de las visitas obligadas de los turistas locales, nacionales e internacionales que recorren la Ciudad de México es el Bosque de Chapultepec, un parque lleno de vida, color y diversión que esta Semana Santa abre sus puertas para recibir a los paseantes.

Se calcula que para estos días vacacionales llegarán más de 60 mil familias que visitarán el Zoológico, el lago, el Castillo y los museos, además de participar en diversas actividades, con el fin de pasar un día lleno de emociones, conocimientos y entretenimiento en este histórico lugar.

A su arribo al Bosque de Chapultepec, por el bello Paseo de la Reforma, el público puede acercarse a la escultura “Las alas de la ciudad”, elaborada por el artista michoacano Jorge Marín y que se ha vuelto un punto obligado para tomarse “la foto del recuerdo”.

Al atravesar las rejas de Chapultepec lo primero que se aprecia son los puestos donde se vende de todo, desde artesanías en madera de Michoacán, hasta figuras en piedra con formas de pirámides, el escudo azteca, serpientes y águilas, que son elaboradas en el Estado de México.

No muy lejos se aprecia el lago de Chapultepec, renovado, limpio y listo para que los visitantes se suban en las clásicas lanchas de remos o de pedales, sin faltar los románticos que prefieren navegar arriba de un enorme cisne.

El costo para las lanchas varía según la cantidad de tripulantes: desde 50 pesos por una nave para dos personas, hasta 100 para cinco pasajeros.

También por 50 pesos los niños pueden ser maquillados con figuras de animales o héroes, se pueden tomar una fotografía ya sea montados en un caballito y con su sombrero de charro, o junto a sus súper héroes o princesas favoritos.

Para dar gusto al antojo mientras se acercan al Zoológico de Chapultepec, se sugiere acudir a los vendedores de papas doradas, tortas de jamón por 35 pesos acompañadas con su respectiva naranjada, tlayudas, hogdogs a 20 pesos o hamburguesas.

Si se desea algo más “formal”, hay locales instalados a los lados del camino principal del bosque que ofrecen comidas corridas a 70 pesos. Una botella de agua de un litro cuesta 10 pesos, al igual que una bolsa de palomitas y los algodones de azúcar gigantes están a 20.

No faltan los chicharrones preparados, los elotes, los esquites, la fruta e incluso productos chatarra, entre muchas cosas y atracciones más.

También hay diversión para los jóvenes, que por 25 pesos son atraídos por tatuadores con tinta de gena o con calcomanías; por 100 pesos les pueden hacer su caricatura y también les ofrecen máscaras de lucha libre, las cuales son muy cotizadas por los extranjeros.

Cerca de la entrada del Zoológico de Chapultepec son alquiladas a 60 pesos por dos horas carriolas con figuras de animalitos, para que los niños más pequeños y sus padres no se cansen en el recorrido, que es gratis.

Como no está permitido entrar con bultos, bolsas ni mochilas, en la misma entrada el público puede dejar sus pertenencias en las paqueterías, con un costo de 12 pesos.

El parque está dividido en siete áreas, según los distintos hábitats: desierto, pastizal, costa, tundra, bosque templado y selva tropical, así como el aviario. En dichas zonas los visitantes hallarán animales de todo tipo.

Este zoológico es considerado uno de los más importantes y visitados en Latinoamérica.

Otro punto obligado es el trenecito de Chapultepec, está más que listo para pasear a los visitantes por partes del Bosque que aún conservan enormes ahuehuetes; lleva hacia el zoológico o muy cerca del Castillo y se puede abordar atrás del Monumento a los Niños Héroes.

Integrantes de familias provenientes de varios estados del país compartieron que la Ciudad de México les parece muy bonita, limpia y que les encanta Chapultepec.

“Está muy grande la ciudad. Se dice muchas cosas de aquí, pero nosotros venimos a divertirnos y trataremos de visitar lo más que se pueda”, compartió un miembro de la familia Ortiz.

Ese grupo llegó dé Aguascalientes para ir al partido de futbol entre los equipos América y Necaxa, en su primera visita al Estadio Azteca, pero se quedará hasta el sábado, pues quiere ir a las pirámides y al teatro.

Entre los extranjeros había personas de Australia, Corea, China y Canadá, mientras que del turismo nacional había familias y jóvenes de los estados de México, Hidalgo, Puebla, Michoacán y Jalisco, entre otros lugares.

Otras atracciones, muy económicas por cierto, son la tirolesa para los niños, la casa de los espejos, el carrusel y un laberinto.

Así que desde este lunes el Bosque de Chapultepec está de fiesta, listo para recibir a miles de visitantes que seguramente pasarán una jornada inolvidable en el mayor pulmón de la Ciudad de México

You Might Also Like