Arte

Palma de Mallorca rendirá tributo a Joan Miró con hotel-museo

Miró, quien incursionó ampliamente en corrientes artísticas como el cubismo, fauvismo y expresionismo, será homenajeado así con este espacio, al que su familia ha cedido una veintena de obras auténticas para su exhibición
Notimex
México.- Considerado uno de los mayores exponentes del surrealismo europeo, el pintor catalán Joan Miró tendrá un hotel-museo en su honor, en Palma de Mallorca, el cual se espera sea abierto al público en febrero del año entrante.

Miró, quien incursionó ampliamente en corrientes artísticas como el cubismo, fauvismo y expresionismo, será homenajeado así con este espacio, al que su familia ha cedido una veintena de obras auténticas para su exhibición.

El hotel, pensado para seguidores de Miró a quienes les guste viajar, está ubicado a 200 metros de la Fundación Pilar i Joan Miró, en lo que fuera un antiguo taller del artista, según da cuenta la prensa española.

Tal es la influencia del artista que el mes pasado y hasta febrero próximo, la Galería londinense Bowman Sculpture exhibe una recreación del taller de Miró con 25 réplicas de pinturas y dibujos.

El pintor nació en Barcelona el 20 de abril de 1893, bajo la protección de una familia acomodada. Su padre insistía en que debía convertirse en soldado o fraile, y acabó por convencer a su hijo de estudiar comercio a cambio de permitirle estudiar, en clases nocturnas, en la escuela de “La Lonja”, para refinar su dibujo.

Para 1920 tomó la decisión de dedicarse de lleno a la pintura y se trasladó a París, donde conoció a Pablo Picasso y Tristán Tzara y Max Jacob, quienes serían sus amigos, críticos y promotores.

De acuerdo con sus biógrafos, fue en esta época cuando comenzó a abandonar sus influencias anteriores, principalmente las pertenecientes a la corriente “naif”.

Así comenzó a incursionar en el surrealismo donde tuvo gran éxito por la vivacidad cromática de sus lienzos, las figuras amorfas pero delineadas y la seducción contenida en las constantes ondulaciones sobre el fondo neutro.

Cuando se escribe el manifiesto surrealista él no duda en firmarlo en 1924. A partir de ese año su estilo en esa corriente se volvería aún más personal e integraría inquietudes al usar formas y figuras orgánicas reducidas a puntos, líneas y explosiones de color.

Según información del portal “www.fmirobcn.org”, del estudio de sus pinturas se reconoce la influencia que Paul Klee tuvo en la configuración lineal de sus obras, así como la creación de atmósferas etéreas. Todo esto después de su ruptura plástica y política con el surrealismo.

Debido a la Guerra Civil Española en 1936 y a la II Guerra Mundial pasaría una temporada en Normandía, para ir a Cataluña y volver a Mallorca.

Se sabe que fueron viajes que acercaron a Miró a la naturaleza y desarrollaron un sentido estilístico, basado en el desgarro (Cabeza de mujer) y la evasión soñadora (Constelaciones).

El uso de signos constantes como las aves, las estrellas y la silueta femenina se afirman en su realización pictórica.

Desde mediados de la década de los 40 hasta los 60 realizó esculturas, siendo los más importantes “La pared de la Luna” y “La pared del Sol” (1957-1959) para el edificio de la UNESCO en París y el mural del Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid.

En 1975 creó la Fundación Joan Miró en Barcelona, y tras su muerte la Fundación Pilar i Joan Miró, Palma Mallorca, con más de seis mil obras suyas.

Miró ganó el Gran Premio de Grabado de la Bienal de Venecia (1954), la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1959), el Premio Carnegie de pintura (1966) y recibió la Medalla de Oro de la Generalidad de Cataluña (1978), siendo el primer catalán en recibir tal distinción, entre otros reconocimientos.

El pintor murió el 25 de diciembre de 1983 y fue enterrado en el cementerio de Montjuïc, de Barcelona.

You Might Also Like